Posteado por: Ricardo Paulo Javier | agosto 2, 2008

Se suicida científico de EU considerado el principal sospechoso de ataques con ántrax

Se suicida científico de EU considerado el principal sospechoso de ataques con ántrax

Por: Agencias en Los Ángeles

Sabado 2 de Agosto de 2008 

 

Investigación. Operativo antibioterrorista en octubre de 2003 tras el hallazgo de carbunco, presuntamente enviado por Bruce Ivins. Fotos: img201.imageshack.us

Bruce Ivins, un científico del gobierno estadunidense y experto en investigar la bacteria del ántrax o carbunco, señalado como el principal sospechoso de los ataques con ese bacilo en el 2001 mediante cartas enviadas por el servicio postal, se suicidó.

Un amigo cercano al bacteriólogo, que pidió el anonimato, confirmó al periódico Los Angeles Times que Ivins murió el pasado martes por una sobredosis de analgésicos.
Ivins, considerado por el gobierno de Estados Unidos como presunto criminal, era un reconocido microbiólogo que trabajó durante 18 años en el laboratorio gubernamental de biodefensa de Fort Detrick, en Maryland. El FBI sospecha que Ivins podría haber planeado los ataques con ántrax para probar en seres humanos una vacuna en la que estaba trabajando.
Los últimos siete años de su vida los pasó investigando los atentados con la sustancia tóxica, en los que murieron cinco personas, y que fueron efectuados poco después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas y el Pentágono.
De acuerdo con el FBI e hipótesis surgidas de la investigación, Ivnis presuntamente aprovechó el momento que pasaba el país tras los ataques terroristas del 11-S para tratar de confundir a las autoridades y hacer creer que las cartas enviadas con el bacilo a través del correo a las víctimas eran parte del complot de grupos extremistas.
En principio se pensó que así era, ya que las personas que recibían esta correspondencia, al abrirla, quedaban expuestas al ántrax. Los sucesos provocaron una auténtica psicosis en todo el país y originaron el cierre de edificios oficiales.
La bacteria enviada por correo provocó la muerte de cinco personas mientras que otras 17 enfermaron, además de que la situación obligó al cierre del edificio de oficinas del Senado de EU y desatar pánico entre los estadunidenses, a tal grado que una carta ordinaria del servicio postal era considerada un peligro letal.
VÍNCULOS. La relación que se encontró fue que las cartas enviadas contenían la fecha del 11 de septiembre, y es que al menos tres de las cartas enviadas contenían la fecha del 11-S en sus textos e incluían mensajes contra EU e Israel.
Una de estas misivas fue la que recibió el presentador de la cadena NBC Tom Brokaw, en tanto que otra fue enviada al periódico The New York Post, fechadas ambas el 18 de septiembre de 2001 pero recibidas en octubre de ese mismo año.
En la carta enviada al senador demócrata Tom Daschle se trató de implicar directamente a los terroristas que plagiaron los aviones de los ataques contra las Torres Gemelas en Nueva York y contra el Pentágono en Washington, ya que había expresiones escritas en tinta negra en las que el texto decía: “No nos pueden parar. Nosotros tenemos el ántrax. Ustedes morirán. ¿Tienen miedo? Muerte a América. Muerte a Israel. Alá es grande…”.
DILIGENCIA. De acuerdo con las investigaciones de equipos de inteligencia, en octubre de 2001 una ofensiva de bioterrorismo se desató mediante el envío de sobres cargados con esporas de carbunco y se entregó, por causas que aún se investigan, a funcionarios radicados en Washington, Florida y Nueva York.
Los ataques cobraron cinco vidas e hicieron enfermar a 17 personas, incluido un bebé. Esta situación obligó a realizar costosas operaciones de descontaminación en edificios postales e inmuebles del gobierno. Esa ofensiva terrorista, iniciada en Nueva Jersey e investigada exhaustivamente por el FBI, podría no conocer su desenlace tras el suicidio del principal sospechoso.
AVISO. Ivins, de 62 años, había sido notificado en semanas recientes que se abriría un proceso judicial en su contra. Según la cadena CNN, Tom Ivins, hermano del microbiólogo, fue interrogado hace 18 meses por el FBI para indagar si sabía algo de las cartas con ántrax.
La noticia de la muerte de Ivins, que no había sido identificado públicamente como sospechoso, se conoció después de que la justicia estadunidense absolviera a Steven Hatfill, otro científico que trabajó para el gobierno y que fue indemnizado con más de cinco millones de dólares.
Hatfill, que investigaba temas de biodefensa, fue durante mucho tiempo el principal sospechoso de los ataques y, según Los Angeles Times, la indemnización fue una forma de dejar vía libre para procesar a Ivins.

http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=376291

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: