Posteado por: Ricardo Paulo Javier | julio 22, 2008

La mente de Cristo

La mente de Cristo

Posted in Mayo 11th, 2008 

by Jos Angel Fernndez

En seis días lo hizo Dios, hace 6000 años. Eso es lo que dice claramente la Biblia: 6 días, 6 periodos de 24 horas, y hace nada más que 6000 años. Fue entonces cuando Dios creó todo el universo, todos los seres vivos, todos los animales y plantas, grandes y pequeñas, y al ser humano, hombre y mujer, aunque al hombre primero, como se encarga de recordarnos el escritor de aquella carta tan importante de nuestros Nuevos Testamentos (con las implicaciones que esa prioridad tiene para nuestras relaciones hombre-mujer). Esto es lo que dice la Biblia, y así es como el verdadero cristiano ha de entenderlo; y cualquiera que diga lo contrario es un hereje, no merece el nombre de ‘hijo de Dios’, está condenado a muerte (si es que no cambia de idea antes de morir) porque no tiene ‘la mente de Cristo’. 

Esta es la verdad, hermanos. Que nadie se engañe: la Biblia es sencilla, solo hay que leerla, y la lectura literal nos ayuda a entender cómo creó Dios la Tierra, lo que puso primero y lo que vino después. Y si alguna cosa del mundo exterior nos dice lo contrario, se atreve a decirnos que el universo es más antiguo que 6000 años, o que el hombre no ha sido creado a partir del polvo de la tierra, esa cosa es maldita, es herramienta de Satanás para maldad y ataque en contra de la Palabra inspirada de Dios. La Palabra está muy clara y cualquiera que tenga ojos puede ver cómo creó Dios el universo: “En el principio creó Dios los cielos y la Tierra”, y no había nada antes de eso. Fue entonces cuando creó las estrellas, y además hizo el milagro de que la luz de las estrellas llegara a la Tierra al instante, sin tener que esperar años-luz para que llegaran. También puso los árboles en el jardín, con sus troncos y su historia anular (aunque obviamente los árboles no tenían ninguna historia, porque habían sido creados al instante). Creó también a Adán y Eva, con sus uñas, sus ombligos (aunque hay un poco de controversia acerca de este punto), y su pelo, de una pieza. 

El orden en el que todo ocurrió está bien clarito: primero vino la luz, a lo que llamó Día, y luego las tinieblas, a las que llamó Noche. Luego separó las aguas de arriba y las de abajo, y a las aguas de arriba las llamó Cielos (eso fue el día segundo). Luego separó las aguas de abajo y creó la Tierra y los Mares. Luego creó todas las plantas, árboles y semillas. Luego, y digo luego, que no antes, creó Dios el Sol y la Luna. Sí, después de haber creado el Día y la Noche: ¿Acaso no es Dios para hacerlo todo en el orden que quiera? Luego creó Dios todas las bestias del campo, grandes y pequeñas, grandes dinosaurios y pequeños pececillos, todos a una, sin ningún espacio entre medias. Y más tarde creó al ser humano, a un hombre y una mujer. Todo esto qued acabamos de leer demuestra de forma evidente la insensatez de aquellos científicos locos que se empeñan en decirnos que no todos los animales vivieron a la vez, que los hombres no vivieron con los dinosaurios, ni los perros vivieron con los lobos, ni las ballenas con los hipopótamos. ¡Pues claro que vivieron todos juntos! ¿Acaso no fueron creados todos al mismo tiempo? 

Todo eso aparece en Génesis 1. Pasemos ahora a Génesis 2, donde de nuevo todo el acto de la creación de Dios aparece claramente, muy sencillo de entender, para el que tenga la mente de Cristo, claro. En Génesis 2:4 se nos dice: “Estos son los orígenes de los cielos y de la Tierra cuando fueron creados”. En el versículo 7 llegamos al punto donde lo habíamos dejado, donde Dios crea al hombre del polvo de la tierra. Y se nos dice que Dios “hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer”. Por supuesto esos son distintos a los que había creado antes, o quizá son los mismos, o quizá son más de lo mismo. ¡Qué más da! Lo importante es que Dios creó árboles de nuevo. Sus razones tendría; ¿por qué tenemos que preguntar siempre acerca de todo? Lo importante es lo que pasa después: Dios se da cuenta de que no es bueno que el hombre esté sólo y entonces decide formar “de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos”. De nuevo, para el que se atreva a cuestionar la soberanía de Dios, debo decir que sí, que Dios ya había creado todos estos animales, pero que ahora decide crear más (mejor no dar vueltas al asunto, que ya se sabe que las vueltas las carga el diablo), decide crear nuevos animales que podrían quizá ser buena compañía para Adán, y se los lleva para ver qué piensa él sobre ello. Pero Adán no halló ayuda idónea para él. Entonces Dios hizo caer en un sueño profundo a Adán y le quitó una costilla y de ella hizo a la mujer. Imagino que Dios no querría hacer a la mujer del polvo de la tierra, e imagino que Adán quedó sin costilla pero ganó una ayuda idónea (me pregunto si todos los hombres tenemos una costilla menos que las mujeres, o si Dios creó a las mujeres con una costilla menos para que todos tuviésemos las mismas). 

Después ya sabemos lo que pasó. Una serpiente convenció a Eva para que comiese del fruto del árbol que no debía comer, y ambos lo hicieron y pecaron y cayeron. Eso pasa en el capítulo 3 del Génesis y, de nuevo todo está clarito y es sencillo de entender. En el capítulo 4 Adán y Eva tienen dos hijos. Y Caín mató a Abel, y luego se fue a otra tierra donde conoció a su mujer (4:17), que aunque no sabemos de dónde sale, Dios debió haberla creado en algún momento y de otra familia… o quizá era su hermana, qué se yo. Pero no importa; lo que importa es que todo está muy claro y no hay preguntas que deban hacerse: toda la Palabra de Dios está literalmente clarita y el que no quiera verlo demuestra que su mente no es la misma de Cristo. 

Una cosa más: no me importa si lo que dices viene de tus descubrimientos personales, si viene de evidencias que tú dices que son verdad, si tienes fotos, o mediciones, o demostraciones de cualquier tipo, sea lo que sea. No me importa si la ciencia confirma que la Tierra es antigua, o si confirma que nuestro origen fue distinto. No me importa si 2+2 son 4 o si la medicina funciona o si la astronomía muestra… lo que muestre. Si cualquiera de esas evidencias van en contra de esta historia científica que acabo de relatar, la que aparece en Génesis, nada de ello puede ser cierto, porque en este libro Dios nos dejó escrito todo lo que debemos saber de ciencia, medicina, astronomía, historia, y cualquier otra cosa que podamos pensar. En ese libro sagrado, inspirado, infalible, santo, precioso, inerrante… en ese libro Dios nos dejó escrito, por dictado real y divino, todo lo que debemos saber sobre los orígenes del ser humano, los animales, las plantas y el universo. Ahí dice claramente que todo es reciente, que no hay más de 6000 años entre medias, entre aquello y esto, y los millones de años que se siguen proclamando desde la ideología científica no son más que un engaño de Satanás. El que tenga la ‘mente de Cristo’ entenderá bien lo que acabo de escribir.

http://www.lupaprotestante.com/blogs/textoseideas/?p=246

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: