Posteado por: Ricardo Paulo Javier | julio 19, 2008

La historia según Hollywood del Juicio Scopes Parte IV

La historia según Hollywood del Juicio Scopes Parte IV

Opiniones encontradas en Internet a la película Heredarás el viento

Heredarás el Viento

Apología de la evolución

Me parece una película razonablemente entretenida y agradable de ver, algo que no es poco. Eso sí, estoy de acuerdo en que es demasiado maniquea. Personalmente, creo que en un mundo civilizado creer en la creación del mundo con todo el rollo de Adán y Eva no es menos disparatado que creer en Papá Noel. Y que religión y racionalismo son cosas inversamente proporcionales. Pero incluso así, hay que pensar que nadie es 100% espiritual ni 100% racional. Aunque efectivamente la fe sea algo que por pura definición se opone a la capacidad de cuestionarse las cosas, eso no significa que los cristianos tengan que ser tontos, o tan fanáticos como se los presenta en esta película (y los habrá así, pero es que el retrato del pueblo en conjunto parece demasiado exagerado).

Y no solo parecen exagerados los personajes, sino que más aún llama la atención el propio tratamiento que les da a la película. Eso es lo malo. El estilo con el que está filmado el sermón del reverendo, por ejemplo, es demencial. Los contraplanos con las caras emocionadas e histéricas de la multitud recuerdan a las técnicas de los documentales nazis. El hecho de que a cada parida que dicen los creacionistas le siga un comentario jocoso y certero de Gene Kelly o Spencer Tracy no define a los personajes, sino que define al autor de la película. Y, paradójicamente, al final son ellos los que intentan dirigir nuestro pensamiento de la misma manera tendenciosa y obcecada que les critican a los fanáticos cristianos. Esto es especialmente cierto en el caso de Spencer Tracy, y no son pocas las películas suyas en las que se sigue la directriz de “intentar dar la sensación de que siempre tiene razón”.

Aparte de todas estas cuestiones más ideológicas que otra cosa, la película no es que esté mal, pero da pena que con un punto de partido tan interesante te planteen lo que se plantea en esta película, en vez de una verdadera discusión. Hay otras cosas que sí merecen más atención, como la bonita historia de amistad entre los dos protagonistas, o incluso detalles que critican el exceso de fe pero de una manera más sutil: por ejemplo cuando Fredric March habla de la religión diciendo que es algo bueno darle a esas gentes una esperanza de un mundo mejor. En una conversación como esa se nota perfectamente que ese personaje cree menos en Dios que aquellos a los que adoctrina, y que quizás ni crea en absoluto. Simplemente dice, en tono paternalista, que es mejor engañar a la gente para que estén felices, quitándoles la capacidad de escoger. Y yo estoy convencido de que así ven la religión sus grandes líderes en general. Como una forma de dirigir el pensamiento. Buena o mala…según como se mire…habrá quien diga que esos creyentes son más felices y habrá quien diga que están más expuestos a ser engañados utilizando esas creencias, esa “ignorancia” (por ejemplo por políticos). Pero vamos, una forma de dirigir el pensamiento al fin y al cabo.

Javialacarga

La américa profunda

Cuando me contaron de qué iba esta película, me sorprendió que en los 60 se hubiese rodado algo así sin que el cielo se desplomase sobre los estudios, pero me equivoqué al esperar una disputa entre creacionistas y evolucionistas. En realidad, la narración nunca llega a meterse en ese jardín: se queda en el paso previo, es decir, en la simple posibilidad de entablar un debate al respecto. Es un juicio sobre la libertad de pensamiento o de expresión, y bueno, casi me alivió descubrirlo, porque implica que los juicios actuales en EEUU sobre este tema sí constituyen un avance. Al menos ahora no se discute si se puede contradecir la interpretación literal de las sagradas escrituras.

En fin, que aparte de una buena interpretación del dúo protagonista, y de la curiosidad de ver a Gene Kelly en un papel dramático, lo que más impacta es el retrato de la sociedad rural de la américa profunda; un retrato que puede parecer caricaturesco para algunos, pero que refleja ciertos sectores extremistas que, por minoritarios, no dejan de ser desgraciadamente reales.

La fé contra la razón

Creo que es la mejor película de Stanley Kramer. Film de juicio sociopolítico y religioso que en su momento levantó alguna ampolla entre los estadounidenses más descerebrados. Recuerdo haberla visto cuando tenía diez años y me encantó. Un nuevo vistazo refleja que 45 años después no ha perdido ni un ápice de su fuerza.

Leía hoy en un diario una entrevista a una famosa bióloga americana, en la que contaba cómo la teoría de la evolución darwiniana iba perdiendo terreno en la América fascista de G. Bush. Supongo que a día de hoy y en el mundo en que vivimos, que un montón de paletos con corbata (senadores, jueces, legisladores y demás morralla) que habitan para desgracia de sus pobladores en los Estados Unidos y que tienen la palabra bíblica como referente único en sus vidas ya no extraña a nadie. Los charlatanes bíblicos han mantenido a Bush otros cuatro años y no votaban nunca. Ahora sí. Y ésto coloca a Herencia del Viento en un referente, no en Europa, dónde nos hemos ganado la libertad con millones de muertos, sino en aquel país casposo y paleto dónde dios y el petroleo se han hecho íntimos.

Pirulas aparte, las interpretaciones de Spencer Tracy, Fredric March y un reconvertido Gene Kelly, son excelentes. La secuencia sentados en el porche es magistral por sus brillantes diálogos. La fuerza del film radica en la inteligente utilización de éstos. Película con ritmo, interés y un sutil sentido del humor. 9.4

“¿Es vd. extranjero? ¿Quiere alojarse en un lugar cómodo y limpio?”
“Gracias, pero he dejado un lugar cómodo y limpio para venir aquí”

Gran dirección de Kramer.

Por cierto, es curioso cómo algunos planos e interpretaciones que hoy día no se podrían tolerar por “burdos” se aceptan y perdonan en películas más antiguas. Y digo que es curioso porque lo cierto es que siguen funcionando.

Heredarás el viento

Interesante película ambientada en un EEUU todavía incompleto, donde en un pueblo del sur se desata un juicio sobre el evolucionismo y el creacionismo.

Aunque el centro de la película es dicho juicio, también se dejan ver aspectos laterales, que reflejan la tensión y el ambiente.

Las interpretaciones no están mal. Creo que destaca la de Fredric March, estupenda; y también me llamó la atención la del Cura. La banda sonora se reduce a un canto de marcha popular de por entonces.

Los diálogos son el punto. El debate en el juicio: aunque son posturas, una otra, algo llanas, y seguramente ligeras, se van desarrollando, y el juicio va adquiriendo intensidad. Es curioso observar el entorno, y las mentalidades, pues es una película de una época bastante cercana a los hechos (creo recordar).

Puede ser curioso también cómo queda reflejado el inciso que hace la aparición de la Radio, que pese a no ser más que un detalle, queda resaltado en algún momento de la película.

Sugerente el título aplicándolo a las circunstancias del juicio (la discordia entre Fe y Ciencia, la discusión tajante entre uno y otro en el juicio, que siembran partidarios en uno y otro bando) toma mayor significado. El pueblo, podría entenderse, al final, seguirá igual. No “hereda” nada de la discusión, del juicio; Hereda el viento (ésta es una posible reflexión).

Considero que es una película que merece la pena. Me gusta verla de vez en cuando. Además no le falta una segunda trama, como la de la novia del profesor y su padre, el fervoroso cura.

(El resto de la crítica puede contar partes de la película) Ver todo

spoiler:

Es para resaltar cómo el personaje de March queda predicando al final al desierto… esto es, a la muchedumbre que sin hacerle ni caso se retira de la sala. Pese a lo que ocurre. Y por otro lado, la balanza se nivela cuando el personaje de Tracy acoge la biblia, de lo cual cabrían varias interpretaciones del mensaje. O bien uno reconciliador, (y racionalmente prudente, como es la de conocer también la postura del adversario), o bien uno más metafísico (una cosa vale para el cuerpo del hombre, que la otra la ocupe el alma).

Ilinevi

¿La evolución de quién?

Los avances científicos, la investigación en general, ha denostado pilares que estaban enraizados profundamente y han calado muy hondo en todos nosotros desde tiempos ancestrales. Tirar abajo esos templos para sustituirlos por otros más ciertos o reales no ha sido tarea fácil porque siempre habrá fanáticos que por su propio miedo al cambio y sus consecuencias no dudarán en arrastrar con ellos a los indecisos y dóciles.
Ahh, las religiones y sus doctrinas necesitan tiempo para adaptarse a los nuevos vientos ya que su poder se basa en su rigidez y prometen felicidad en otra vida ya que en esta parece bastante complicado, por lo menos para la gran mayoría. Si el genial de Galileo pudiera contarnos lo que le fastidiaron en su época.
Bueno, la película es estupenda, pero hay que verla y que nadie piense que es exagerado lo que en ella se cuenta y como se cuenta, la realidad siempre supera a la ficción y sus diálogos, formas de expresión y planteamientos, que en ocasiones puedan parecer ridículas, seguro que ocurrieron y sería restarle importancia al hecho de que gracias a personas que en la época defendieron las ideas de Darwin, Galileo, etc ….. y asumieron el riesgo de ser unos incomprendidos, bichos raros o seres peligrosos, hoy podamos conocernos mejor y pensar de otra manera.
De hecho y visto lo visto, yo me sigo cuestionando que el ser humano sea un ser racional y que aún necesita evolucionar mucho más si no quiere extinguirse, aunque lo tiene muy, muy difícil.

MMM

El hollywood clásico no es garantía de genialidad

La herencia del viento (o Heredarás el viento), a pesar de su fantástica premisa, el debate sobre la evolución del hombre y la creación divina, decepciona por su mediocridad artística:

* Es de un maniqueísmo tan rancio que abochorna a cualquiera con dos dedos de frente (que si uno es católico no puede ser razonable es un pensamiento que debería olerle mal hasta al ateo más recalcitrante: el juicio real aconteció en 1925).

* El ritmo se basa únicamente en lo largos o cortos que sean los discursos de turno. Visualmente es monótona y de lo más desabrida.

* Y hablando de inexpresividad, los papeles protagónicos caen en tres grandes actores que acá parecen de rostro acartonado. Y lo peor es que lo único salvable es la presencia de March y Tracy.

General Benigssen

Las convicciones han de ser firmes pero no rígidas

Más allá del contexto sociopolítico y de la realidad histórica de la película la cinta trata de eso precisamente: Un hombre ha de tener convicciones profundas y ser fiel a ellas pero ha de tener cuidado de no convertirse en un dogmático.
Se presentan tres caracteres: El cínico encarnado por el peridista, el fanático y Spencer Tracy que tiene una personalidad crítica pero también capacidad para relativizar sus propias opiniones y ver lo que de bueno tienen los demás.
La historia relativa al creacionismo siendo cierta no es del todo fiel a la realidad puesto que como ocurre siempre los hechos fueron objeto de manipulación por ambas partes.
Es cierto que la sociedad norteamericana se esta retrotrayendo al oscurantismo de la religión pero este mensaje siendo valido y de gran actualidad (parece mentira no se si es que la película se adelanto a su tiempo o es que vamos para atras) no es más que el 50% del mensaje total de la película.
No olvidar que en ultima instancia la película muestra un gran respeto por el espíritu mismo de los evangelios. “Heredaras el viento” nos dice que hemos de preocuparnos antes de ser justos cono nuestros familiares y semejantes antes que tratar de sentar catedra sobre las creecias o las acciones de los demás. Gran película y grandes interpretaciones con un Spencer Tracy magnifico, como no podía ser de otra manera.

MALEKITH

Hollywood clásico como garantía de genialidad

El siempre eficiente Stanley Kramer contextualiza de manera acertada un episodio vivido por su nación treinta años antes. La película cumple bien con el tempo narrativo y con el tiempo real. No envejece. Acertada puesta en escena y soberbias interpretaciones de Spencer Tracy y Fredric March. Los ingeniosos diálogos otorgan fuerza a este gran clásico de los años sesenta. El tiempo consigue que huela espléndidamente.

Mariscal Davout

Juicio De Scopes

Juicio De Scopes

«En esta película, basada en un acontecimiento real, se muestra la con troversia entre ciencia y fe así como diferentes actitudes ante la misma: la intransigencia religiosa, la indiferencia hacia el hecho religioso, y una actitud de respeto mutuo dentro de su respectiva autonomía. También puede servir para debatir cómo han de entenderse ciertas afirmaciones de la Biblia y la Biblia como texto revelado.

OBJEtIVOS
1. Poner de manifiesto la universalidad de la paradoja humana por la que el hombre, siendo finito y limitado en todo, está atravesado por deseos insaciables de infinito y plenitud. Esa exigencia de inmortalidad, felicidad, belleza,… y sentido es la base de la antropología religiosa. Todos llevamos dentro “la gran pregunta” que pide y desea ser respondida. El primer objetivo es, pues, desvelar y concretar la naturaleza del sentido religioso.
2. Introducir al alumno en la cuestión decisiva de la relación de la criatura con el Creador. La tesis del film -que es la misma que la del Frankenstein de Mary Shelley- exige que quien te creó con ansia de felicidad e infinitud no “puede” o no “debe” dejar esa necesidad insatisfecha. En toda la filosofía de la religión de los dos últimos siglos esta es una cuestión muy presente y decisiva.

FICHA TÉCNICA Y ARTÍSTICA

“La herencia del viento”. 1960. 127’ United Artist.
Director: Stanley Kramer.
Relación de Actores/Personajes de la película/Personas reales

ARGUMENTO
El ambiente:
Dayton es una pequeña ciudad de Tennessee. Su modo de vida era la agricultura. Estaba cruzada por dos calles principales, un tribunal y varias iglesias protestantes. Tanto los evolucionistas como los antievolucionistas veían en el juicio una posibilidad de desarrollo para la ciudad. Con el juicio vendría la prensa y la radio (la televisión no existía). Y así fue. El caso fue seguido con suma atención por toda la prensa incluso, europea. La Western Union (telefonía) tuvo que instalar 10 nuevas líneas telefónicas. La Associated Press cubrió las noticias del proceso con dos líneas especiales durante las 24 horas del día. El juicio oral se retransmitió en directo vía Chicago. También se difundió por medio del cine, y se acondicionó una pequeña pista de aviación para las avionetas que llegaban y salían con las imágenes filmadas del proceso.

Los hechos.
Marzo de 1925. El estado de Tennessee aprueba una ley que prohibe enseñar en las escuelas públicas cualquier teoría que esté en contra de la creación de la vida tal como aparece en la Biblia. 5 de Mayo de 1925. J. T. Scopes (profesor de instituto), G. Rappelyea (importante comerciante) y E. Robinson (farmacéutico y presidente de la junta escolar) se reúnen secretamente y deciden ir contra la nueva ley y provocar un escándalo en la opinión pública. Tienen que darse prisa ya que en la ciudad cercana de Chattanooga, se les puede adelantar, con su propio juicio. Ven en el escándalo y en el juicio la posibilidad de atraer el apoyo de la Unión para las Libertades Civiles de América.

J. T. Scopes es acusado por un grupo de “ciudadanos concienciados” de enseñar evolucionismo en sus clases.

Comienza el proceso.

10 de Julio, comienza el juicio.
11 de Julio, selección del jurado.
13 de Julio, constitucionalidad de la ley.
14 de Julio, debate sobre la oración antes de comenzar la vista.
15 de Julio, sigue el proceso.
16 de Julio, debate sobre la necesidad de la declaración de los expertos.
17 de Julio, se decide no escuchar a los expertos de la defensa.
18 de Julio, argumentación de la defensa.
20 de Julio el tribunal se trasladó al exterior debido al gran número de asistentes.

Después de debatir largamente sobre el procedimiento, el abogado defensor llamó a declarar al propio fiscal como testigo de la defensa. En este interrogatorio, el propio fiscal tuvo que admitir que la Biblia no puede entenderse de forma literal. » [2]

«Notable adaptación de la obra de teatro de Jerome Lawrence y Robert E., basada en uno de los más espectaculares episodios de la jurisprudencia norteamericana. En verano de 1925, en el estado de Tennessee, un fanático predicador (Claude Akins) llevó a lostribunales a un joven profesor (Dick York), por explicar en clase la teoría de la evolución de Darwin. El juicio, que tuvo una enorme trascendencia social, se convirtió en una batalla titánica, entre el abogado de la defensa (Spencer Tracy) y de la acusación (Fredric March, Oso de Plata en el Festival de Berlín). Con Gene Kelly. Candidata a cuatro estatuillas de la Academia norteamericana, en las categorías de mejor actor (Spencer Tracy), mejor fotografía, mejor montaje y mejor guión adaptado. Elegida mejor película para el público joven en Berlín, en 1960.»[3]

«Una de esas pequeñas obras maestras que sin hacer ruido se cuela entre las más grandes. Además ahora que vuelve a estar de actualidad la enseñanza de la Teoría de la evolución en las escuelas estadounidenses; cobra más importancia aún, teniendo en cuenta que “La Herencia del Viento” va a cumplir pronto 50 años y el conflicto es exactamente el mismo al de ahora. Un drama judicial que trasciende los convencionalismos de su género, para convertirse en un monumento al pensamiento crítico y a la elegancia.

Seguro que a pocos os suena “La Herencia del Viento” y hasta hace poco también era completamente desconocida para mí. Pero un día cotilleando en Filmaffinity di con ella, y uno que tuvo. en un pasado no muy lejano, vocación de biólogo, se volcó hasta conseguirla. No nos engañemos, en valor estrictamente cinematográfico está en la media. Es una película de los comienzos del realizador Stanley Kramer y se nota que fue rodada en un par de decorados y con poco presupuesto. La dirección es bastante plana y a pesar de ser de los años 60, está rodada en blanco y negro. Pero la película destaca en dos puntos que engrandecen el resultado final, hasta hacer desaparecer sus pequeños “fallos”: su espectacular guión y unos actores, muchos de ellos viviendo una segunda juventud, que trabajan maravillosamente. La película (basada en un hecho real) trata sobre un juicio contra un profesor de instituto del Estado de Tenessee que desoyendo la ley, explica la teoría de la evolución a sus alumnos. El caso atrae la atención de toda la nación americana.

Probablemente haya pocos repartos tan atípicos como este, pero que en cambio hayan dado tan soberbio resultado. Gene Kelly, un consagrado actor de musicales (“Cantando Bajo la Lluvia”) que en aquellos años ya estaba en horas bajas, se convierte en un ácido y mordaz periodista. Frederich March, un eterno secundario, da lo mejor de sí mismo interpretando al villano; el ultraconservador gobernador Brady. Y el gran Spencer Tracy, con 60 años pero con un grado de degeneración física que ya empezaba a ser importante, interpretando al heroico paladín del Darwinismo, el abogado Henry Drummond. Se pone en marcha entonces uno de los mejores duelos interpretativos que haya sido capaz de ver, de dos actores ya bastante mayores, pero que seguro que se lo pasaron como críos interpretando este excepcional guión. La historia esta basada en una obra de teatro homónima que no he visto ni leído, por lo que no se que parte de los méritos atribuir a los guionistas. Pero como guión es realmente genial. Mantiene la intriga y la tensión en todo momento, los diálogos rezuman inteligencia y creatividad, toques del mejor sarcasmo y un final completamente agridulce, que muestra que la Justicia más a menudo de lo que debiera, no es ni justa ni ciega. Un peliculón, que nació como peliculita.»[4]

Notas:

[1] http://www.filmaffinity.com/es/reviews/1/432304.html

[2] http://www.profes.net/rep_documentos/PDS_Religi%C3%B3n/PD2B%20Cine%20en%20clase.%20Herencia_del_Viento.PDF

[3] http://www.todocine.com/mov/00110004.htm

[4] http://aquiestajack.blogspot.com/2006/05/la-herencia-del-viento.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: