Posteado por: Ricardo Paulo Javier | julio 18, 2008

La Iglesia del Monstruo de Espagueti Volador

La Iglesia del Monstruo de Espagueti Volador

traducido por Marcelo Huerta San Martín

Su Santidad FSM

En semanas recientes, he recibido más de cien notificaciones de una nueva religión, un ataque satírico a la enseñanza del creacionismo en las iglesias estadounidenses. Se lo conoce como la “Iglesia del Monstruo de Espagueti Volador”. He esperado hasta que este asunto se cocinara un poco, pero ahora es momento de hacer un comentario.

Para un grupo creciente de seguidores devotos, el FSM (como se conoce informalmente a Su Fideeza) es el Ser Supremo, creador del Universo y de todas las cosas vivientes. En lugar de una figura paternal sentada en un trono dorado, el Monstruo se ve como un montón de pasta y albóndigas rematado con ojos al extremo de un par de tallos. Los principios de la Iglesia incluyen las nociones normales habituales de Cielo e Infierno, por supuesto, el sistema de recompensas que ha funcionado tan bien en otras religiones para mantener apropiadamente a raya a los fieles. La inmortalidad, así como el pecado y la redención, el fanatismo y el autosacrificio también están allí para que la nueva iglesia sea aceptable para aquéllos criados con lineamientos islámicos o cristianos.

Puede que ahora haya millones de conversos a la Iglesia del Monstruo de Espagueti Volador, descubrimiento de Bobby Henderson, de 25 años, un graduado en física actualmente desempleado del estado de Oregon. De acuerdo con Bobby, el FSM se le reveló en un sueño, aunque no en un arbusto en llama o en un desierto, como podríamos haber esperado. Se sospecha que la indigestión puede haber interpretado algún papel en esta epifanía, pero esta posibilidad todavía está sólo en investigación.

Más hacia el principio de este año, el estado de Kansas anunció que sus escuelas podrían enseñar en sus aulas de ciencia la noción conocida como “Diseño Inteligente” (DI), proporcionando de este modo a los estudiantes una alternativa supuestamente científica a la creencia del Viejo Testamento de que una deidad creó al mundo en seis días y seis noches, pero descartando la mayoría del registro fósil y confiando en que la Tierra es mucho más joven de lo que muestra la evidencia geológica. Viendo esto, el señor Henderson le escribió al Concejo de Educación de Kansas:

Creo que todos podemos estar de acuerdo en que es importante para los estudiantes escuchar múltiples puntos de vista para poder elegir por sí mismos la teoría que para ellos tiene más sentido. Me preocupa, sin embargo, que los estudiantes sólo sepan de una teoría de Diseño Inteligente. Muchos otros como yo en todo el mundo creen fuertemente que el universo fue creado por un Monstruo de Espagueti Volador […].

Creo que todos podemos esperar el momento en que esas tres teorías reciban igual tiempo en nuestros salones de clase en todo el país y con el tiempo en todo el mundo; un tercio para el Diseño Inteligente, un tercio para el Monstruismo de Espagueti Volador, y un tercio para las conjeturas lógicas basadas en la abrumadora evidencia observable.

Los partidarios del DI dicen que el universo es tan complejo que sólo puede ser la obra de una inteligencia superior, y están presionando para que se enseñe DI como alternativa a la teoría de la selección natural de Darwin. No nos sorprende saber que el DI tiene el apoyo de varios conservadores en posiciones de liderazgo, incluyendo a Bill Frist (líder de la mayoría en el Senado) y al presidente George W. Bush, quien ha declarado que debería enseñarse en el programa de ciencia.

Pero la “teoría” del DI tiene un problema básico que sus diseñadores (el chiste es involuntario) aparentemente no previeron: no especifica cuál de los miles de dioses debería aceptarse, asumiendo que la deidad sería la tradicional deidad cristiana fundamentalista. Eso deja espacio para que cualquiera de los otros dioses, o todos ellos, se abran paso y exijan la misma consideración. Sugerí esa dificultad allá por junio de este año, en http://www.randi.org/jr/062405silly.html#2 [aún sin traducción], aunque no pude haber previsto la aparición de FSM.

Es increíble que en esta época de relativa iluminación sobre la superstición y la mitología siquiera consideremos un asunto tal como el Diseño Inteligente, y es difícil considerar ese tema una cuestión humorística, viendo que bien podría hacernos retroceder una generación en educación científica. Pero consideren esto: la Iglesia del Monstruo de Espagueti Volador presenta un problema muy concreto a los fundamentalistas que obstruyen la enseñanza de ciencia verdadera en nuestras aulas. Kansas no es ajena a la batalla entre la derecha religiosa y los partidarios de Darwin. Hace ochenta años, el “juicio del mono” de Scopes en Tennesee le mostró al mundo el intento infructuoso de ese estado por detener la enseñanza de cualquier aspecto de la evolución, incluyendo la teoría de que el hombre y otros primates tienen un ancestro común. Ahora, los conservadores han tomado el control del Consejo de Educación de Kansas, que se espera que en octubre apoye oficialmente la enseñanza de DI en ese estado.

El señor Henderson dice:
No tengo problema con la religión. Con lo que tengo problema es con la religión que se hace pasar por ciencia. Si hay un dios y es inteligente, entonces supongo que tiene sentido del humor.

Bueno, aunque comparto la opinión del señor Henderson, yo sí tengo un problema con la religión. La veo como una filosofía supersticiosa que se ha infiltrado en nuestro gobierno a pesar de la “separación de la iglesia y el estado” tan atesorada por Thomas Jefferson y por tantos de nosotros hoy en día. El mensaje serio tras la creación del FSM no debería perderse dentro de su humor.

Apenas tres meses luego del establecimiento de su iglesia, Bobby Henderson ha descubierto que en cierta forma ha creado realmente un monstruo. Su sitio web en http://www.venganza.org/ recibe unos dos millones de visitas por día y ha aparecido en varios blogs muy leídos. En uno de esos blogs, encontramos los entusiastas elogios del abogado creacionista australiano Victor Zammit reflejado por la oferta de un premio de USD 1.000.000 por la prueba de que el Monstruo de Espagueti Volador no existe.

Es tan satisfactorio ver las armas de los roñosos vueltas hacia ellos. ¡Aleluya!

Algunos lectores me informaron (mal) que Bobby Henderson vivía en Las Vegas, así que de inmediato lo invité para que apareciera en TAM4 y conociera a sus muchos fans. Me escribió para informarme que en realidad vive en Oregon, pero creo que podremos hacer que dé una charla en TAM5.

http://www.sindioses.org/randi/randi20050916.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: